2014/06/03

On a besoin de tous les couleurs pour faire un monde

Es un refrán francés que explica con claridad lo que toda persona debe saber: Para crear el mundo hacen falta todos los colores.
Al pintar seleccionamos colores entre todos los posibles. Cada pintor suele trabajar con unos colores determinados. Es lo que se llama la paleta del pintor, es su gama cromática. Son muy conocidas la época azul y la época rosa de Picasso. En cada una de esas etapas Picasso creó sus obras con una paleta en la que predominaban los azules o bien los rosas.

obrazek_picasso



Como se ve en estos ejemplos, pintar un cuadro es crear un mundo. En los límites de la tela, seleccionamos unos colores. Con ellos explicamos un mundo, y decidimos armonizarlos o bien contrastarlos. Una paleta de colores limitados es fácil de armonizar, es decir, nos resultará agradable a la vista, como puede resultar agradable al oído la melodía de una canción.
El mundo que está fuera de la tela está construido con todos los colores posibles. Y eso nos permite ver montañas nevadas blancas y noches estrelladas negras; mares azules o verdes y prados rojos, amarillos o violetas, y vestidos dorados o coches grises. Toda esa belleza posible está delante de nuestra vista solo con mirar. Aunque a veces nos resulta abrumador y por eso hacemos lo mismo que hizo Picasso, cuando queremos que nuestro mundo sea sobre todo azul o sobre todo rosa.

Para hacer el mundo, hacen falta todos los colores:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Son